Quién no tiene una cremallera que le sobró o que se le rompió. Yo confieso que mi modista me ha dado unas cuantas y tengo pendiente hacer algo